Invertir en plataformas online


Invertir en plataformas online

El avance de la tecnología y la globalización han ido cambiando la forma de invertir en los mercados financieros. Es así que en los últimos años se ha dado un gran crecimiento en el número de inversores que optan por realizar sus transacciones de forma online, donde cada uno lleva a cabo sus operaciones directamente en una plataforma o software que le permite operar conectado a Internet, en vez de hacerlo a través de brokers y corredoras de bolsa tradicionales.

En general, operar a través de estas plataformas puede tener ventajas por sobre la forma tradicional, aunque no es para todos los perfiles de cliente. Algunas de estas son:


Apalancamiento. lA través de la mayoría de las plataformas se permite operar por mayor capital del que se dispone. Esto quiere decir que se puede comprar más cantidad de cualquier producto y por lo tanto exponerse a mayores ganancias o mayores pérdidas.

Bilateralidad.lAl operar con derivados financieros, las plataformas permiten especular con la caída en el precio de los productos. Por lo tanto, se puede invertir a la baja en una acción y obtener ganancias en el caso del que el precio caiga, y pérdidas si el precio sube.

Costos.lEn el caso de las plataformas suelen ser menores ya que los procesos están más automatizados, pero esto depende de los plazos a los que se quiera someter una operación. Los traders de largo plazo, que prefieran tener operaciones abiertas por varios años, podrían incurrir en costos mayores a los que ofrecen los brokers tradicionales.

Al trabajar de forma, online la ejecución de las transacciones es muy veloz y con solo un click, lo que permite una liquidez inmediata. También se pueden establecer órdenes pre cargadas en el sistema para que se realicen compras o ventas automáticas al llegar a determinados precios, sin necesidad de estar pendiente.

A estas ventajas se suma la gran diversidad de instrumentos a la que se tiene acceso. Acciones, divisas, commodities, índices, fondos, ETFs, ADRs, y otros instrumentos de renta variable pueden operarse a través de una plataforma online, pero la principal diferencia que tiene con hacerlo de forma tradicional es que en la mayoría de las plataformas, cuando se realiza la compra, no se está adquiriendo el activo sino que se está operando con un derivado financiero. En el caso de una acción no se adquiere el título de propiedad sobre ella sino que se invierte en un derivado financiero de la acción.

Otra cosa a tener en cuenta es el proveedor de la plataforma. Los traders con alguna experiencia suelen optar por brokers que ofrecen bajos costos pero no brindan asesoramiento personalizado a la hora de invertir. Para aquellos inversores que recién comienzan es recomendable que elijan una plataforma que les brinde asesoramiento de forma personalizada y capacitaciones sobre cómo gestionar el riesgo, aunque en estos casos los costos puedan ser superiores.

(*) Director de Regum

Jóvenes, los más seducidos
Con la aparición de las plataformas, los jóvenes han multiplicado su participación en los mercados financieros. El fácil acceso les permite abrir cuentas de forma online, en pocos minutos, y sin grandes requerimientos de capital ya que algunos brokers dan acceso desde los 100 dólares. A la hora de invertir suelen preferir activos más riesgosos como acciones de empresas tecnológicas, destacándose Facebook, Apple, Google y Tesla. Los menores de 30 años suelen optar por plataformas que cuentan con aplicación para smartphones y le permiten al usuario realizar transacciones desde cualquier dispositivo móvil. Las operaciones realizadas a través de estos dispositivos superan actualmente el 30% del total.